Anexo.VII- Valor de una economía y evolución de su riqueza, energía // Economic value and evolution of wealth, energy

Anexo.VII- Valor de una economía y evolución de su riqueza, energía // Economic value and evolution of wealth, energy

Central eléctricaPodríamos establecer una serie de productos que surgen de explotaciones de la tierra, tanto por extracción de minerales, como otros recursos que ofrece la naturaleza (masa forestal, diferentes fuentes de energía, agua, etc), todo ello sin que intervenga un elemento transformador salvo la tecnología y la fuerza del trabajo. Con esto queda claro que la gestión de estos recursos se ha transformado en una fuente generadora de capital, sectores todos ellos claves e incluso protegidos para la economía de una región, y que su explotación debe suministrar bienestar para el conjunto de habitantes del planeta (se pueden sobre dimensionar las infraestructuras bajo los parámetros de eficiencia, medioambiente, necesidades, etc, hasta el punto de la equidad en la satisfacción de recursos).

Redacción por Javier Cordal Lagares, Consultor privado, profesional contable y economista.

Seguimos completando la serie de “Valor y Riqueza” con lo que habíamos adelantado sobre la variable “energía” como producto inductor del desarrollo de la sociedad y productor, o generador de satisfacción de necesidades básicas a las que está acostumbrada la sociedad occidental principalmente y el mundo en general.

Energy rate, absolute value, BM and FAO and AIE (1960-2011)

Gráfica 1; Fuente: Banco Mundial y AIE, consulta: 1/8/2016

*Entre paréntesis se muestra la variación relativa 2008-2011

En primer lugar debemos considerar que estamos midiendo importes de energía producida, fuerza empleada medida en BTU. Es conocido las múltiples formas de originar tal energía (veremos los detalles en el siguiente post sobre las principales fuentes), además de los diferentes usos, principalmente para electricidad, aunque también para calor, transporte por combustión, y otras derivaciones técnicas. No disponemos de los datos que diferencian el consumo industrial o empresarial, consumo público y privado, lo que limita el grado de conclusiones sobre los aspectos de desarrollo económico de una región o del conjunto de la población (sociedades en desarrollo, industrias en baja actividad, ahorro energético privado, etc), tampoco disponemos de datos de capacidad instalada, o las estimaciones de reservas en los combustibles fósiles del planeta.

El significado de las variables agregadas que se presentan en la ilustración (gráfica (1)) son medidas de productividad, el detalle técnico de la generación y uso de tales fuentes de energía, será necesario para determinar la orientación de las inversiones. Solo a modo ilustrativo y como orientación del avance de la civilización hacia la dependencia energética, vemos así la tendencia creciente del importe de producción generado anualmente, sobre la energía producida y consumida en cada periodo, tanto en el nivel de industria, como en servicios o el total (datos calculados sobre el total de la energía, ya advertimos que no disponíamos del desglose de energía según el consumo de la misma).

La ratio de energía por población es otra muestra de la eficiencia energética, sabemos que en estos años de análisis la red se ha expandido alcanzando un mayor número de hogares, lo que demuestra que cada vez más, somos capaces de reducir su consumo por persona. Un dato a señalar es la tendencia positiva actual, las dificultades que se desprenden de la desconfianza financiera reducen la inversión en consumo eficiente de energía.

Energy rate, proportional economy,BM and FAO and AIE (1960-2011)

Gráfica 2; Fuente: BM y AIE, consulta: 1/8/2016

*Entre paréntesis se muestra la variación relativa 2008-2011

En esta gráfica (2) solo tratamos de recordar el nivel productivo según el sector que genera tal producción, 30% industrial y 60% servicios, además de la tendencia hacia las energías renovables que superan en 2011 un 20% del total de producción mundial (veremos los datos absolutos en el siguiente post; matizando: 11% nuclear y 12% renovable y limpia), tenemos así que, a pesar de las fluctuaciones económicas de la actualidad, se continua invirtiendo en energía renovable, la cual gana terreno a las fuentes fósiles.

 

En TieCash sabemos que no podemos extrapolar datos de una economía a otra para establecer conclusiones sobre la realidad o asesoramientos a futuro, la carencia de datos deja limitado nuestro trabajo, también por el diferente comportamiento de los seres humanos en una u otra región. Vemos así que los hábitos de consumo generan una preferencia hacia la uniformidad de conducta en los años posteriores, además es más complejo acometer cambios en los seres humanos cuando han interiorizado una forma de satisfacer sus necesidades, dicho de otro modo, el consumo energético privado debe ser contextualizado con el entorno local, los años previos, los avances de eficiencia y el nivel de rentas, así determinar el grado de satisfacción que supone tal consumo o acceso a la electricidad.

Gracias por su tiempo, seguimos trabajando con su colaboración.

Print Friendly, PDF & Email

About Author

Comunity Manager

Consultor Empresarial. Profesional Contable y Economista (C5463).

Anexo.VII.One- Valor de una economía y evolución de su riqueza, energía // Economic value and evolution of wealth, energy – TieCash – "Increase your profit"

6 septiembre, 2016 at 6:41 pm

[…] el porcentaje que representa la energía fósil dentro del total de energía (78% en 2011), la energía renovable afirmábamos que suponía más de un 20%, sin embargo debemos desagregar la energía nuclear (10,75%) y la “energía limpia” […]

Leave a Reply

Comentarios recientes

Sígueme en Twitter