Anexo.IV.Octies.Two– Valor de una economía y evolución de su riqueza, crecimiento // Economic value and evolution of wealth, grow

  • 0

Anexo.IV.Octies.Two– Valor de una economía y evolución de su riqueza, crecimiento // Economic value and evolution of wealth, grow

DivisasLa aceptación de una moneda como reserva es una condición de privilegio que favorecerá a la región emisora de tal método de pago. El hecho de adquirir o invertir en monedas, como joyas o bienes de lujo (metales de reserva también: oro y plata), induce a que la autoridad emisora la capacidad de imprimir más monedas sin que esta reduzca su precio en el mercado.

Es una ventaja en el comercio internacional, también para la riqueza patrimonial de una región que ve como sus activos incrementan de precio en relación a los extranjeros. Los efectos del precio de las monedas, y los activos en general, deben ser distribuidos hacia la población de forma equitativa y justa, sin embargo encontramos en la realidad como la distribución de los beneficios siempre es más reacia que la distribución de las pérdidas.

Redacción por Javier Cordal Lagares, Consultor privado, profesional contable y economista.

 

Retomamos la anunciada ilustración sobre las reservas de capital que dispone en la actualidad el Fondo Monetario Internacional (FMI), incluimos este apartado en el comentario sobre el crecimiento económico de este Anexo.IV y así ir completando la serie valor y riqueza. La necesidad del sistema financiero actual de disponer de garantías para afrontar las obligaciones de pago está compuesta por diversa amalgama de activos, habíamos abandonado el patrón oro, donde el metal respondía ante la emisión de papel moneda por las entidades financieras. Destaca del sistema actual las garantías institucionales (con el valor y fondos públicos se responde legalmente de los excedentes monetarios privados ante los “fenómenos de ineficiencia institucional”, análisis, promoción directa y de expectativas, regulación y supervisión del sistema de pagos regional) para hacer frente a los depósitos de la población, a nivel de entidades financieras podemos señalar como garantías: capital propio, reserva fraccionaria, activos en posesión de la entidad (oro y otros metales, divisas, inversiones varias, etc). A nivel macroeconómico o supranacional se crea el FMI en 1945, como órgano asesor regional cuyos estatutos argumentan: “fomentar la cooperación monetaria internacional, afianzar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promover un empleo elevado y un crecimiento económico sostenible y reducir la pobreza en el mundo entero”. Dispone de diversos activos aportados por las regiones que lo integran (188 países / estados), los cuales gestiona hacia la estabilidad financiera de una región y el efecto contagio.

Vemos a mostrar los términos relativos de las reservas de oro, DEG y Divisas que disponen los continentes sobre el total de la actualidad, en el anterior post sobre el crecimiento económico vimos una tabla de estas reservas sobre los términos relativos de la producción nacional bruta anual de cada continente. La información financiera revela la capacidad de afrontar momentos de debilidad del sistema, características de las inversiones o capacidad de ahorro, además de ser un modo de comparar la riqueza de las regiones.

 

Reserva de oro a precios corrientes (datos en $)

Proportional Gold, FMI (2000-2015)

Gráfica 1; fuente: FMI, consulta junio 2016

Al abandonar la paridad del $, u otras divisas, con el oro, las regiones disponen de mayor facilidad para emitir monedas, incrementar la base monetaria, el valor de los capitales, sin estar referenciado a un metal que limita el crecimiento del número de monedas, además de otros inconvenientes como el traslado, divisibilidad, etc (estas características hicieron que se prefiriese en la historia monetaria al oro, en lugar de otro metal o producto, sin embargo también tiene sus limitaciones según avanza la civilización y el nivel productivo).

El oro o la plata, siguen siendo un bien de reserva de valor, además de constituir una parte de los activos financieros susceptibles de garantizar su endeudamiento. Vemos como el desarrollo asiático incrementa su posicionamiento como poseedor de este metal, perdiendo relevancia América tras 2008 y Europa desde el 2001.

Reserva de derechos especiales de giro a precios corrientes (datos en $)

Proportional SDR, FMI (2000-2015)

Gráfica 2; fuente: FMI, consulta junio 2016

Los DEG (SDR en inglés) son utilizados como unidad de cuenta por el FMI y otras organizaciones internacionales. Nace como la sustitución de referencia numérica del oro para casos de reclamaciones o ámbitos de contratos comerciales donde el tipo de cambio presenta mayor volatilidad, como los DEG´s están referenciados en la actualidad a 5 monedas fuertes en el mundo ($ americano, € desde 1999 (antes marco alemán y franco francés), Libra esterlina, Yen y Renminbi), la cantidad de DEG´s es estable pero creciente y no fija, como lo eran las referencias de monedas y billetes al patrón oro antes de 1971. También se conoce como “papel de oro” y lo emplean los países para otorgar créditos a otras regiones basados en relaciones comerciales.

La participación en el comercio internacional guarda relación directa con los propietarios de estos activos, avance de Asia y Europa, mientras pierde peso América en la propiedad de estos activos financieros, lo que induce a pensar que reduce relativamente su uso como moneda de cambio en su comercio.

Reserva de divisas a precios corrientes (datos en $)

Proportional Foreign Exchange, FMI (2000-2015)

Gráfica 3; fuente: FMI, consulta junio 2016

 

Las divisas son las monedas extranjeras, una región no dispone de divisas de su propia moneda, pasarían a denominarse monedas simplemente, y no reciben la consideración de reservas dentro de su propio territorio. Un hecho que todo habitante debe entender es que un mayor número de monedas reduce su valor, harían falta un mayor número de monedas para adquirir un bien o servicio, esto sucede cuando una región emite más monedas (o reduce el precio en un tipo de cambio fijo, no es habitual la inversión en el tipo de cambio en la actualidad) deprecia su valor frente a las monedas extranjeras, si el efecto de reducción de precio viene por circunstancias del mercado, la moneda se devalúa frente a monedas extrajeras.

Vemos como Asia dispone de una gran cantidad de reservas en el mercado, su condición de expansión internacional, comportamiento cultural hacia el ahorro, además de su modelo productivo orientado a abastecer el resto de mercados del planeta (véase un pequeño video del profesor Julián Pavón – Modelo parasitario chino), le generan una gran cantidad de recursos monetarios con los que influye o determina los precios en la actualidad (tanto de las monedas en general, como los activos financieros y otros productos y servicios en particular). A pesar del gran peso de Asia en los mercados, también por la competitividad creciente de sus productos, no debe permitirse determinar su influencia en políticas regionales y legislación internacional.

 

En TieCash hemos intentado poner otros valores humanos por encima del valor monetarios que rigen el mundo y las relaciones en la actualidad. Este factor monetario se antepone a la justicia en diferentes aspectos, desde un nivel sistémico de justicia social, ambiental, política incluso, hasta un nivel individual de desigualdad resolutiva según la capacidad de hacer frente a costes administrativos o la capacidad de influencia del delincuente en el entorno.

La justicia también es un organismo con deficiencias en su actuación internacional por las limitaciones determinadas por las autoridades regionales, visto desde aspectos puramente delictivos, como aspectos de ineficiencias del sistema organizativo y productivo actual.

Para entender la dejadez institucional de este valor y derecho humano, como es la justicia, solo debemos ver las diferencias legislativas entre regiones, incluso la permisibilidad legal de que un representante público, como es el caso de los políticos, disponga de autoridad para “indultar” o imponer su criterio a la ley (destruir pruebas, retrasar declaraciones, otros regímenes de protección jurídica diferentes al común de los seres humanos). Con esta tesitura, la acumulación de tareas, la falta de reconocimiento social, el miedo, la rigidez de la propia ley sobre sus actos, etc, cabe de esperar jueces desmotivados sobre la eficiencia o rectitud de su trabajo. Sin mostrar aspecto crítico y confiando en la seriedad e independencia que se espera de estos profesionales, solo a modo de ilustrar una opinión personal me atrevo a plantear una controvertida pregunta: ¿qué incentivo tienen los jueces, sobre lo que lógica social, la ética y la dignidad humana se refiere, más que colaborar con dar continuidad a este sistema político, económico y financiero actual, si la discrepancia con la autoridad política, y otros privilegiados, va a condicionar el desarrollo de su vida en el futuro?.

Gracias por su tiempo, seguimos trabajando con su colaboración.

Print Friendly

About Author

Comunity Manager

Consultor Empresarial. Profesional Contable y Economista (C5463).

Leave a Reply

Comentarios recientes

Sígueme en Twitter