8.III.One– Valor de una economía y evolución de su riqueza, alimentación // Economic value and evolution of wealth, feeding

8.III.One– Valor de una economía y evolución de su riqueza, alimentación // Economic value and evolution of wealth, feeding

VacasNumerosos estudios se han pronunciado sobre los déficits del mundo en la alimentación, desde 1962 la ONU crea un programa de alimentos para superar la subalimentación tras los conflictos en los que los humanos nos envolvemos. Más lejos que la realidad es la utopía actual a la que nos invitan los políticos con las intenciones de ayudar a los pobres por la incapacidad del sistema. difícilmente podremos superar estos límites del funcionamiento organizativo mientras no empecemos a exigir que los representantes públicos hagan su trabajo, y que consideren a todos los seres humanos como tal, la ley se hace para cumplirla y superarla, no para ganar elecciones.

Redacción por Javier Cordal Lagares, Consultor privado, profesional contable y economista.

Un día más en este apartado 8 de la serie de “Valor y Riqueza”, el análisis de la producción de alimentos y el consecuente consumo, está todavía empezando a coger forma, si la intención la extendemos hacia la coordinación de los mercados internos y el comercio internacional de cada región, cualquier persona es capaz de ver que el tema se complica en volumen de datos a analizar. Trataremos de hacer lo mejor que podamos, aunque las limitaciones personales no están al alcance de superar la emergencia de subalimentación y salud mundial actual.

Total animal´s feed crop origin, relative over world, FAO (1961-2013)

Gráfica 1; Fuente: FAO, consulta: 5/3/2016

*Entre paréntesis se muestra la variación relativa 2008-2011

La producción de alimentos animales de origen vegetal, gráfica (1), tiene un claro líder desde los años 1990.

En primer lugar recordar que en último post comentamos la idea de que el alimento del autoconsumo (tanto los alimentos producidos para los propietarios de las granjas, como los pastos propios) no llega a formar parte de estas estadísticas, tenemos que añadir que los cereales es un gran porcentaje destinado a los animales, un 37% a nivel mundial, nosotros no hemos especificado esto en nuestro análisis, sólo incluimos aquellas partidas específicas que indica la base de datos de la FAO.

En segundo lugar comentar que existen investigaciones que relacionan los incrementos de renta con un mayor consumo de “carne, leche y huevos”, esta afirmación debe ser analizada con detalle, aunque, sin los datos de consumo, solo de producción, vemos que podría ser cierto para el caso de Asia y África.

  • ¿Cual es la productividad del ganado en cada región y tipo de explotación?
  • ¿Todo el incremento de producción se traduce en una mejor alimentación del mercado interno?
  • ¿Son las producciones de autoconsumo de alimentos suficientes para abastecer una región con menor desarrollo tecnológico?

 

Total animal´s feed animal origin, relative over world, FAO (1961-2013)

Gráfica 2; Fuente: FAO, consulta: 5/3/2016

*Entre paréntesis se muestra la variación relativa 2008-2011

En la siguiente gráfica (2) volvemos a la alimentación animal de origen animal, vemos una fuerte presencia en el mercado de las harinas cárnicas al continente europeo, para entender porque sucede esto tenemos que ver la caducidad de las harinas, además de que son elementos que pueden transportase a grandes distancias y con menor volumen del que habitualmente ocupan los procedentes de origen vegetal. Este segundo planteamiento no es una justificación para hacer variar la producción y el consumo (sea el lugar que sea), sino que dicho consumo viene determinado por la tradición y la fortaleza que ejerce el lobby agroalimentario en la fabricación de los piensos. Solo un dato para confirmar esto, es que, para buscar alimentación ecológica para el ganado en general, la situación se hace algo compleja, siempre y cuando no elabores de forma individual los balances alimentarios de tus animales.

En TieCash identificamos nuevamente diferentes dificultades para el análisis de la alimentación mundial:

  • La rentabilidad de las explotaciones es el factor que determina en la actualidad la conducta del mercado, tanto para la apertura de nuevas explotaciones, como la demanda y producción de los alimentos (caso que estamos viendo en este post), además de la suficiencia alimentaria por temas de distribución, coordinación y sobre todo, empatía o solidaridad.
  • La fortaleza en la negociación de beneficios públicos por las agrupaciones del sector de la agroindustria, son protegidas por intereses estratégicos y objetivos políticos, dónde el libre mercado queda en entredicho bajo el proteccionismo y el deterioro de la salud pública por parte del desconocimiento de la población sobre la alimentación en general (empresas, componentes, suficiencia, productividad, coordinación, etc).

 

Habíamos introducido el concepto de “programa” orientado a la subalimentación, bajo la exigencia de operatividad pública en la distribución de alimentos. No podemos decir lo que pensamos sobre la ausencia de decisiones en la gestión pública, esto es un blog de economía y con las demostraciones, se sobreentiende el laisez faire “político” hacia los intereses monetarios de los grupos de presión y con ello nuestra opinión personal.

Con un criterio independiente podemos afirmar que:

  • En el aspecto de gestión privada se debe extremar la productividad de las pequeñas extensiones agrícolas para destinarlas a la alimentación, los bajos rendimientos han hecho abandonar tierras agrícolas, cuya gestión colectiva puede ser una forma de compartir rentabilidad y riesgo.
  • En el aspecto de gestión pública consideramos que no tiene sentido generar ineficiencias en el mercado interno para que el encarecimiento de productos en terceros países, dada la influencia de los precios de cereal a nivel internacional, repercuta en incrementar los niveles de subalimentación, la coordinación de la suficiencia de alimentos en el planeta, debe estar por encima de los rendimientos económicos de los grupos de presión. En la realidad podemos ver que todavía esto es más drástico, cuando son los grandes grupos empresariales del sector los que encarecen los precios del consumidor final, y los pequeños productores acaparan un pequeño margen. Las ayudas públicas hacia grandes extensiones desarticulan la gestión eficiente de reparto de beneficios, alimentación necesaria y precios justos para los alimentos.
Print Friendly, PDF & Email

About Author

Comunity Manager

Consultor Empresarial. Profesional Contable y Economista (C5463).

Leave a Reply

Comentarios recientes

Sígueme en Twitter