5.Bis – Economía atada al mundo financiero, España; crédito dudoso // Economy bound to the financial world, Spain; questionable credit

5.Bis – Economía atada al mundo financiero, España; crédito dudoso // Economy bound to the financial world, Spain; questionable credit

File bankruptcyEl rendimiento de un activo financiero y de una inversión debe ser clasificado y valorado según el riesgo al que este se vea expuesto. Para disponer de la exactitud que requieren las grandes inversiones debido a adoptar una decisión u otra en variaciones centésimas de rendimiento, se han elaborado teorías sofisticadas y complejos algoritmos diseñados por ingenieros y manejados por hardware de alta capacidad. Ante esto cabe la interpretación de seres humanos de las predicciones futuras de los rendimientos debido a las variaciones continuas que alteran el comportamiento conocido de un activo financiero.

Redacción por Javier Cordal Lagares, Consultor privado, profesional contable y economista.

La actual ley concursal regula la petición voluntaria del concurso de acreedores, no es más que la apertura de negociación entre un cliente y sus acreedores, el cliente gana tiempo y los acreedores se ven obligados a proponer otras formas de cobro del crédito, minoración del importe, quita, o mayor plazo para el pago, esto se ha estado haciendo de forma voluntaria desde el 2007 sin intervención o autorización de la ley.

En el post de hoy volveremos a argumentar nuestra discrepancia sobre la “Teoría de selección de cartera” introducida por Harry Markowitz en 1952, que diferencia el “riesgo de mercado” del “riesgo específico”. En la actualidad se usa la “Teoría de valoración de activos: CAPM” (Capital Asset Pricing Model), que proviene de la “Teoría moderna de portfolio“, de William Sharpe, et al. Las instituciones supranacionales pueden modificar los rendimientos del inversor en mayor o menor medida, por lo que la teoría del CAPM no responde con exactitud a la carencia de liquidez de las entidades emisoras.

 

Crédito dudoso de entidades de crétido en España, BdE (2005-2014)

Gráfica 1; Fuente: BdE, consulta: 5/12/2015

En esta ilustración se muestra el mismo comportamiento que explicamos en el post de ayer cuando introducimos los créditos dudosos del Sistema.

De este gráfico se desprende la afirmación o la discrepancia que hemos propuesto hace unos días cuando explicábamos la composición de los balances de las entidades financieras sobre el riesgo de mercado. Continuamos manteniendo nuestra postura acerca de la diferente consideración del riesgo de mercado que tienen las entidades financieras y el resto de entidades o activos financieros.

Si bien es cierto que el riesgo de mercado se define como aquel riesgo de impago común a todos los activos financieros que operan en un territorio determinado, no es lo mismo que un activo financiero sea emitido por una Institución pública, por ejemplo la deuda del “Estado”, que el mismo activo sea emitido por una entidad financiera, por ejemplo deuda de un banco, o que el mismo activo sea emitido por una entidad no financiera, por ejemplo deuda de una gran empresa del IBEX-35. En este ejemplo vemos que existe diferente riesgo inherente a cada activo por lo que el tipo de rendimiento que ofrecen al mercado también es diferente y creciente según un mayor riesgo asumido. A grandes rasgos, y salvando el diferencial de interés por el riesgo específico, inherente a cada emisor del activo, tenemos que las deudas se respaldan con los activos de cada entidad, pero:

  • Un “Estado” recibe apoyos de instituciones supranacionales que modifican los importes de quita o rendimientos según la presión que los inversores en cada activo, tengan sobre todas las instituciones comprometiendo en mayor medida al “Estado”.
  • Una Entidad Financiera tiene el respaldo del BCE y del “Estado”, los cuales inyectarán liquidez a las entidades financieras, cuando se vean en problemas de solvencia. Un caso extremo de esto ha sido Lehman Brothers, que, por diferentes causas (tamaño de las insolvencias, menor riesgo sistémico, mala praxis, etc) las instituciones nacionales y supranacionales han permitido su quiebra sin intervenir en su continuidad.
  • Una Entidad no Financiera debe asumir su solvencia sin recibir otra intervención que la reclasificación de deuda que modificará los rendimientos de los inversores, lo cual no sucede con el mismo impacto en las entidades del punto uno y dos.

Lo que queremos explicar es que el riesgo de mercado, el rendimiento de los inversores, se ve modificado en ciertos emisores debido a la intervención de terceros en un proceso no habitual de “libre mercado”. Este hecho crea un problema adicional sobre la conducta futura de riesgo moral en los agentes que se encuentran cubiertos (aislando el efecto del riesgo específico) por instituciones internacionales.

 

En TieCash recomendamos a los inversores que dispongan de un profesional independiente para la investigación previa de cada activo financiero en que se va a invertir. Las instituciones públicas deben cumplir la legislación, supervisión, independencia del Banco Central, transparencia, y sobre todo la calificación de los activos financieros emitidos e intervenir en el asesoramiento de forma previa a las dificultades de las entidades, a fin de alcanzar la continuidad de las mismas.

Print Friendly, PDF & Email

About Author

Comunity Manager

Consultor Empresarial. Profesional Contable y Economista (C5463).

5.Ter – Economía atada al mundo financiero, España; crédito dudoso // Economy bound to the financial world, Spain; questionable credit – TieCash – "Increase your profit"

1 enero, 2016 at 3:54 pm

[…] de ser cobrado a fin de vencimiento. Quiero hacer alusión al post que publicamos ayer sobre la clasificación del crédito dudoso que depende del emisor (en este post se incluye la crítica y explicación sobre el concepto de riesgo de mercado en la […]

Leave a Reply

Comentarios recientes

Sígueme en Twitter